News

"La divergencia entre la oferta y la demanda en el transporte marítimo sigue siendo la causa del aumento de precios"

El mercado del transporte marítimo ha sido siempre un sector caracterizado por su gran volatilidad, condición que se ha visto seriamente agravada con la llegada de la Covid-19.

La crisis del coronavirus ha afectado también al transporte marítimo. La escasez de capacidad, el aumento de las tarifas y la digitalización de las compañías navieras han hecho que el mercado sea más complejo y volátil que nunca.  Rolf Mertins, Head of Global Ocean Freight en DACHSER Air & Sea Logistics, nos explica la situación en esta entrevista.

Sr. Mertins, ¿cuál es la situación actual en el mercado del transporte marítimo?

El año pasado, todo era diferente – también en el sector del transporte marítimo. En el pasado, podíamos planificar las adquisiciones de espacio marítimo, teniendo como referencia la experiencia y las cifras del año anterior. Con la llegada de la pandemia del coronavirus, hemos ido comprobando que estas asunciones ya no podían tomarse como referencia y las hemos ido desestimando poco a poco.

En el cuarto trimestre de 2020, la producción en Asia recuperó su rendimiento habitual y la demanda de envío de contenedores aumentó considerablemente. Sin embargo, la capacidad de transporte estuvo muy por debajo del nivel del año anterior. Al problema de la escasez de contenedores vacíos en los centros de producción de Asia, se sumaron las restricciones en los horarios de envío planificados, por lo que la capacidad de carga se mantuvo reducida como consecuencia de las restricciones por coronavirus. La escasez de estos contenedores ha afectado especialmente los envíos a Estados Unidos, pero también los que van a Europa. Esto se debe a que los trayectos de vuelta de los contenedores vacíos que tienen que venir de EE.UU. tardan al menos entre seis y diez días más que lo que tardaban en el periodo anterior al coronavirus. Las razones son las restricciones por Covid-19 en las terminales portuarias, la escasez de conductores de camiones y también los retrasos en la descarga de los barcos, ya que todo el personal de tripulación que se contagia es puesto en cuarentena y los barcos no pueden comenzar o continuar sus trayectos. Estas pausas por cuarentena se producen repetidamente y son en buena parte causantes de los retrasos.

Además, muchos barcos están siendo retirados temporalmente del servicio para equipar sus motores con convertidores catalíticos reductores de emisiones. Con todos estos cambios, no es de sorprender que escasee el espacio de carga y que esta gran divergencia entre la oferta y la demanda esté causando subidas astronómicas en las tarifas.

¿Ve alguna perspectiva de recuperación? ¿Qué futuro cree que tiene el mercado de los contenedores marítimos?

Imaginamos que la situación se mantendrá así hasta finales de febrero, probablemente incluso durante todo el primer trimestre de 2021. El Año Nuevo Chino en febrero recrudecerá la situación. Es probable que las tarifas aumenten aún más, o ciertamente no disminuyan, dado que las previsiones indican que los volúmenes de envío no van a disminuir hasta finales de febrero de 2021. A partir de ese momento, y una vez que se hayan despejado los retrasos, es posible que empiecen a suavizarse los problemas de espacio en el transporte marítimo y, con suerte, también aquellos asociados a la disponibilidad de contenedores. Sin embargo, no vemos que la capacidad disponible o los niveles de precios vayan a volver a los niveles anteriores a la pandemia hasta dentro de bastante tiempo.

Las compañías navieras europeas están trabajando duro para digitalizar sus procesos y su forma de operar. Esto significa que tenemos que revisar nuestros procesos actuales de adquisición y reserva y adaptarlos a esta nueva evolución del mercado, si queremos ampliar y preparar el modelo de negocio FCL de cara al futuro".

Con sus servicios LCL, DACHSER ofrece a sus clientes soluciones logísticas para envíos globales de grupaje. ¿Cómo se benefician los clientes de esto, especialmente en estos tiempos difíciles?

Los servicios LCL son un tipo de servicio de grupaje esencialmente marítimo. Suponen una solución fiable y transparente para nuestros clientes. Esto es más cierto que nunca en tiempos de crisis, como en la actual pandemia que atravesamos, en la que debido a los cierres de empresas o cortes en producción, los clientes no tienen carga suficiente para llenar un contenedor completo y recurren a la solución LCL. Las características clave de los servicios LCL son las salidas semanales y los rápidos tiempos de tránsito, y eso es lo que los convierte en un elemento importante para mantener las cadenas de transporte internacional. Significa que los servicios LCL son menos susceptibles a las crisis y los convierte en una opción de transporte alternativa adecuada para todas las industrias, incluso en comparación con el transporte aéreo de mercancías, siempre que puedan planificarse con suficiente antelación. Por eso seguiremos adaptando nuestra oferta de LCL con más fuerza en el futuro y la ampliaremos con líneas adicionales.

Muchas gracias por la entrevista Sr. Mertins.

 

Interview with: Rolf Mertins

Head of Global Ocean Freight en DACHSER Air & Sea Logistics

Contacto Raquel Forte