News

"El secreto es establecer redes de suministro estables"

¿Cuáles son las lecciones aprendidas de la crisis actual? Bernhard Simon, CEO de DACHSER, comparte su perspectiva sobre el futuro de los flujos globales de mercancías.

Bernhard Simon, CEO de DACHSER

“¿Cambiará la pandemia del coronavirus los flujos mundiales de mercancías de forma permanente? Los responsables de tomar decisiones en las empresas y en las organizaciones gubernamentales deben ahora analizar y examinar de cerca sus cadenas de valor, que hasta ahora se extendían ampliamente, para detectar riesgos potenciales y explorar cómo adaptarlas a las nuevas condiciones.

Realmente, tales fluctuaciones no son nada nuevo en la gestión de la cadena de suministro global. Hace poco más de diez años, la crisis financiera y económica mundial tuvo repercusiones similares. En la práctica, se trata de decidir si las cadenas de suministro se deben hacer lo más sólidas o lo más eficientes posible. En los últimos años, el lema ha sido la eficiencia: la logística se consideraba principalmente como un factor de coste en la adquisición que debía optimizarse. Con el impacto de la crisis del coronavirus, el énfasis ahora se desplazará más hacia una gestión estratégica. Esto sitúa a la logística como una disciplina integrada a un nivel de gestión superior. En aras de una seguridad de suministro sólida, los que trabajan en esta disciplina están estableciendo alternativas que puedan reemplazarse entre sí.

Aprendiendo de la crisis

A medida que los responsables de las empresas y de las organizaciones gubernamentales hacen este análisis, su atención no se centra en la regionalización o la globalización, sino en la gestión proactiva del riesgo: nacionalizar o regionalizar las cadenas de suministro por completo, por ejemplo en el área de equipos de protección médica, es tan ineficiente y arriesgado como adquirir todos los productos de un solo país. El secreto consiste en establecer redes de suministro sólidas que integren de manera inteligente a proveedores locales, así como a los de China, EE. UU. y Europa. Si el resultado son cadenas de suministro que son más ágiles, flexibles y resistentes, definitivamente habremos aprendido las lecciones correctas de la crisis actual.”

Contacto Isabel Monteiro