Aumento del número de casos de COVID-19 en China: impacto en las actividades operativas

El pasado fin de semana, varias ciudades importantes de China informaron de un aumento en el número de casos de COVID-19, lo que llevó a intensificar las medidas. Esto tiene un impacto en las actividades operativas de DACHSER.

Shanghái

A medida que la epidemia ha alcanzado niveles significativos en los distritos de Shanghái, se han tomado medidas rigurosas, incluidas pruebas masivas de COVID-19 y el cierre de las comunidades y áreas residenciales afectadas. Los aeropuertos, puertos marítimos, almacenes y depósitos funcionan con normalidad, sujetos a lo siguiente:

  • Debido a las medidas y regulaciones de cuarentena antes mencionadas, Shanghái actualmente está experimentando una importante escasez de mano de obra en todos los sectores, incluido el personal de administración, almacenaje y conductores.
  • Las ciudades vecinas a Shanghái, incluidas Suzhou, Taicang, Kunshan, Changzhou, Suzhou y Hangzhou, imponen restricciones a los camiones que vienen de Shanghái y los conductores deben presentar un resultado negativo en la prueba. Por lo tanto, se espera que las recogidas y entregas desde Shanghái sean más difíciles en las próximas 1 o 2 semanas.
  • En estos momentos, no hemos recibido ningún comunciado de las navieras sobre omisiones de buques. Todos los operadores de feeders están funcionando a niveles normales para garantizar la conexión con los buques oceánicos en Shanghái. Sin embargo, dado que la situación esta evolucionado rápidamente, los transportistas pueden reaccionar en consecuencia si la escasez de conductores o las restricciones de los camiones provocan congestiones de contenedores.
  • Las ubicaciones de DACHSER en Shanghái, incluida la oficina del centro, la oficina del aeropuerto de PVG y el almacén de Huaqiao, han establecido arreglos de trabajo especiales desde el 14 de marzo, mediante los cuales los empleados alternan entre trabajar desde casa y en la oficina. El contacto local en DACHSER puede ser contactado a través de los canales de comunicación habituales.

Shenzhen

Las autoridades de la ciudad de Shenzhen han implementado un cierre desde el 14 de marzo hasta el 20 de marzo. Las medidas de precaución incluyen pruebas masivas de COVID-19, suspensión del transporte público, cierre de tiendas, producción y actividades comerciales. El personal solo puede trabajar desde casa.

  • Los aeropuertos y puertos marítimos funcionan con normalidad. Las operaciones de carga aérea y marítima de DACHSER no se ven afectadas. Sin embargo, al igual que en Shanghái, puede haber escasez de personal en ciertas instalaciones, como la aduana, debido a las pruebas y la cuarentena de COVID-19.
  • Las instalaciones de producción y fabricación se suspenderán temporalmente, lo que reducirá la demanda de transporte aéreo y marítimo. Sin embargo, esto puede tener un impacto de mayor alcance en la cadena de suministro de cara a un futuro cercano.
  • La mayoría de los almacenes paralizaron sus operaciones hasta nuevo aviso.
  • Los depósitos aduaneros LCL-CFS de carga marítima están cerrados hasta nuevo aviso y los envíos desde Shenzhen están actualmente en espera. Le informaremos y contactaremos si su envío se ve afectado.
  • El transporte local por carretera dentro de Shenzhen no está sujeto a ninguna restricción, y las empresas de transporte siguen ofreciendo sus servicios, pero la industria se enfrenta al problema de la escasez de conductores debido a las normas de confinamiento y cuarentena.
  • Los servicios de camiones desde y hacia Shenzhen están restringidos.
  • El transporte transfronterizo de mercancías no esenciales entre Shenzhen y Hong Kong está prácticamente suspendido. Es más probable que el transporte de carga general (comercial) se organice a través de servicios de conexión.
  • Los empleados de DACHSER en Shenzhen trabajan desde casa.

Dongguan

Las autoridades de la ciudad de Dongguan anunciaron un cierre, desde el 15 de marzo hasta el 21 de marzo. Al igual que en Shenzhen, se implementan medidas de precaución, que incluyen pruebas masivas de COVID-19, suspensión del transporte público, cierre de tiendas, actividades comerciales y de producción, y al personal solo se les permite trabajar desde casa.

  • Las instalaciones de producción y fabricación se suspenderán temporalmente, lo que reducirá la demanda de transporte aéreo y marítimo y traerá consecuencias sustanciales a la cadena de suministro internacional.
  • Los depósitos de DACHSER (aduana y no aduanero) en Dongguan están cerrados y reanudan sus operaciones una vez que se levanta el cierre.
  • Los empleados de DACHSER en Dongguan trabajan desde casa.

Otras ciudades importantes de China presentan normalidad en términos del día a día y operaciones comerciales a pesar de que algunas de ellas informaron un pequeño brote de COVID-19.

DACHSER coopera estrechamente con todas las partes relevantes para garantizar que todos los envíos se gestionen correctamente. Su contacto habitual de DACHSER le proporcionará información sobre los envíos y posibles alternativas.

Contacto Raquel Forte