Actualización sobre el impacto en las cadenas de suministro globales

La situación derivada de la pandemia en Shanghái y otras ciudades importantes de China sigue siendo tensa y continúa afectando al transporte aéreo, marítimo y terrestre a nivel mundial. Aquí ofrecemos una visión general de la situación tanto en China como en otras regiones del mundo.

Las restricciones por Covid-19 a través de cierres de áreas, pruebas masivas diarias, acompañadas de medidas de cuarentena extensas que han provocado una importante escasez de conductores en el transporte terrestre, siguen siendo factores críticos que afectan a las cadenas de suministro mundiales.Los puertos y aeropuertos alternativos del norte de China están operando al límite de su capacidad, a pesar de que las exportaciones han disminuido, como consecuencia del cierre de instalaciones de producción por la pandemia y la reciente festividad del Día del Trabajo en China. El sector industrial en general, y todas las economías que se abastecen de China, deben estar preparados para una nueva situación de congestión del transporte. La falta de fiabilidad de los horarios de las líneas marítimas es, actualmente, uno de los mayores retos en todo el comercio mundial, sin que se vislumbre ninguna mejora. 

Además, con la reanudación de la producción en China, prevista para la segunda quincena de mayo o principios de junio a más tardar, la situación operativa en los puertos y aeropuertos mundiales, sin duda, se intensificará. Y la presión sobre la disponibilidad de equipos y capacidad y los niveles de tarifas podría volver a aumentar considerablemente.

Situación actual en China y otras regiones del mundo

  • China

Aunque la mayoría de los puertos chinos siguen funcionando con normalidad, la limitada capacidad de camiones sigue siendo un desafío. En Shanghái, el tráfico de camiones entre provincias sigue siendo difícil y requiere un permiso especial. Se aprecia, actualmente, una mejora de la situación en comparación con las semanas anteriores. Los almacenes y estaciones de carga de contenedores (CFS) están reabriendo lentamente y se están concediendo más permisos de transporte por carretera. La capacidad de las CFS en Ningbo y Qingdao se encuentra actualmente bajo presión dado que el flujo de carga de las provincias vecinas ha aumentado considerablemente. Las navieras hacen cada vez más escalas en Ningbo de manera ad hoc, lo que afecta a la productividad del puerto y a la congestión a medida que los barcos se ralentizan. Debido al cambio en las escalas de los puertos, los servicios se interrumpen repetidamente. Una vez que se levanten los cierres, el resultado podría ser la escasez de equipos.

Los principales aeropuertos de China continúan congestionados y saturados, especialmente en el sector de importación. El aeropuerto PVG de Shanghái sigue viéndose afectado por las cancelaciones de vuelos ocurridas durante el confinamiento, aunque se observa una recuperación gradual. Muchos vuelos siguen siendo desviados a aeropuertos alternativos, incluidos Zhengzhou (CGO), Beijing (PEK), Shenzhen (SZX) y Hong Kong (HKG), lo que está causando cada vez más retrasos y tiempos de respuesta más largos en la terminal de importación debido a la escasez de personal.

En este desafiante entorno de mercado, DACHSER ha decidido ampliar su programa de vuelos chárter hasta abril de 2024 con el fin de aumentar la capacidad en la ruta Shanghái - Fránkfurt, crucial para el comercio mundial. Los vuelos semanales, con capacidad para transportar hasta 33 toneladas cada uno, operarán todos los miércoles y viernes.

  • Norte de Europa

El puerto de Hamburgo continúa operando al límite, con plazos reducidos para la aceptación de la carga, lo que afecta las entregas y recogidas. Bremerhaven también se enfrenta a retrasos en la recepción de la carga y los puertos de Amberes y Rotterdam también están bajo presión.

  • Estados Unidos

Los puertos siguen congestionados. La capacidad de los camiones y la infraestructura de la terminal continúan bajo presión. En consecuencia, ha habido una disminución en la situación del transporte terrestre por carretera/ferroviario. Por otro lado, una próxima huelga de trabajadores portuarios de la Costa Oeste (USWC) puede causar una mayor interrupción de la cadena de suministro.

Se recomienda encarecidamente considerar diferentes rutas para evitar los puertos de la USWC ahora y en el futuro próximo.

  • México

Los retrasos de los buques y los problemas de fiabilidad de los horarios están afectando el flujo de carga entrante desde Europa.

  • Costa este de América del Sur

Brasil

Los retrasos de los buques y las omisiones en los puertos son impactos indirectos de las medidas asociadas al COVID-19; sin embargo, no hay grandes congestiones que afecten directamente a la logística. A la luz de la situación actual en China, pronto podríamos ver un impacto una vez que regresen los volúmenes de carga.

Argentina

Los proveedores aún no han regresado a sus operaciones regulares, ya que todavía están operando con capacidad reducida. Las terminales están operando también con personal reducido, por lo que la recogida/transferencia puede retrasarse.

  • Costa oeste de América del Sur

Chile

Los terminales portuarios de San Antonio, están trabajando solo con el 60% de la capacidad, por lo que la operación de la terminal y del transporte interior es limitada.

Perú

Actualmente no hay impactos ni restricciones.

Le mantendremos informado sobre futuros desarrollos. Su contacto habitual de DACHSER le informará sobre sus envíos y posibles alternativas.

Contacto Raquel Forte